Romper el pensamiento único

 

El concepto ha nacido hace mucho tiempo atrás con algunos filósofos que lo han presentado pero que últimamente ha tomado fuerza con un artículo de Ignacio Ramonet en una editorial de Le Monde Diplomatique en el año 1995.

 

En dicho texto el autor hacía referencia a que después de la caída del muro de Berlín, símbolo de un régimen que ya no se sostenía: el capitalismo marxista, se había erigido un nuevo frente de pensamiento: el economicismo liberal.

pensar

 

 

 

Este pensamiento único se centra, entre otras cosas, en una hegemonía absoluta de la economía, una mundialización económico-financiera, la ley del mercado en donde este mismo regula todas las interacciones, la privatización y la desregulación de actividades sociales cualquiera estas fueran.

 

Como todo proceso que se manifiesta en la cultura, no es un surgir espontáneo sino gestado desde tiempo atrás, el pensamiento único hunde sus raíces en los planteamientos de Marcase, los Chicago Boys, Fukuyama con su estrepitosa frase: “la historia ha terminado”, el único proceso social estructural ha fracasado y lo único que resta es situarnos en el pensamiento liberal como única salida, todo esto enmarcado dentro de la experiencia denominada mundialización o globalización.

 

Ante todo esto emergen muchas reflexiones que son fruto de las mismas vivencias sociales:

 

· Los sistemas de regionalización que se oponen al morir ante situaciones de origen mundial.

 

· Las hibridizaciones de las culturas, lo que origina la pérdida de identidad y sentido de pertenencia a lugares y culturas.

 

· Las movilizaciones sociales en busca de identidades perdidas que desean y quieren ser escuchadas.

 

· Aparición de nuevas formas de expresiones regionales que no quieren desaparecer en manos de nuevos predicadores de sueños.

 

· La colonización cultural, ya no hablamos de conquistas a través de las fuerzas de las armas sino a fuerza de conocimiento y dominio informativo.

 

No podemos quedar marginados en este viaje; en realidad lo podemos hacer si no deseamos ver lo que sucede alrededor nuestro, pero seguramente que nos costará mucho dado que las mismas situaciones nos marcan procesos en nuestro mismo actuar, vivimos sumergidos en una vorágine de información y tecnología fruto de un pensamiento que es progresar teniendo cada vez más bienes que provienen de las ganancias propias del trabajo o de la bolsa de comercio. Podemos tener un discurso pero llegaremos a estar dentro de la misma circularidad de vida.

 

Esto implica conocer y saber cómo movernos en medio de una sociedad diferente a la conocida anteriormente. No es ni bueno ni malo porque lo importante no es esta situación sino cómo la enfrentamos, cómo dinamizamos la inteligencia para leer lo que nos pasa y a partir de allí tomar opciones de vida que no sean serviles sino propositivas para la vida personal y social de cada uno de nosotros.

 

{rscomments off}

 

 

 

No se pudo obtener indicadores desde Banco Central


by CODENOVA
February 2018
S M T W T F S
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 1 2 3