JMJ 1

Mirar, punto 1

Desde hace un tiempo que la Iglesia ha comenzado a vivir un momento de plenitud y gracia, no sé si en verdad es por el Papa Francisco o por algún evento diferente al que digo pero que esta cambiando, lo está.

Recuerdo la emoción y sorpresa que me causó su nombramiento estaba en un aeropuerto y no podía creer que fuera el cardenal Bergoglio el elegido. Cuando tuve que compartir la experiencia de su nombramiento se me vinieron a la cabeza recuerdo inmensos de mi vida de fe: mi madre con su sencillez y humildad, los miles de rosarios y rezos de la tía Mónica, los innumerables salesianos con los cuales puede compartir la fe y la misión de Don Bosco y que me animaron en mi vida a ser una buena persona.

Ahora viendo las imágenes de Río y todo lo que sucede en la Jornada Mundial de la Juventud, no puedo dejar de abatirme por la emoción cargada de pensamientos y sentimientos que vienen y van cuando miro las imágenes o puedo escuchar un mensaje del Papa.

Me impresionó el “no traigo ni oro ni plata, solo a Jesús”; “¡cómo quisiera una Iglesia pobre!”; “no licúen la fe”; “quiero que la Iglesia salga a la calle”, hay todo un mensaje teológico de sus frases y es impresionante lo que genera día a día su figura. Del mate, el zapato negro y simple, de los pocos ornatos, de la oración sencilla y profunda.

Hoy, simplemente quiero agradecer por su presencia y creo, firmemente, que el Espíritu de Dios no abandona a su Iglesia y sigue manifestando su sensible y cálida compañía.

No se pudo obtener indicadores desde Banco Central


by CODENOVA
February 2018
S M T W T F S
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 1 2 3