Al Final Del Camino

 

Seguramente que cuando buscamos el colegio o liceo para nuestros hijos, lo hacemos pensando en lo que deseamos que la institución le brinde durante todo el proceso y en lo que queremos que le quede como fruto de ese proceso de educación.

La pregunta sería: ¿cuáles son las dos cosas que desearíamos que sepa/domine nuestro hijo cuando culmine el colegio?

al final del camino


 

Creería que habría un montón de respuestas a este cuestionamiento, válidas todas pero también dispersas y, en nuestro país, en donde somos mucho más propensos al positivismo (o sea a medir todo por encuestas para decir que somos objetivos) saldrían gráficos y tablas llenas de datos que nos mostrarían ciertas tendencias para analizar.

Todos los establecimientos educativos estamos en el proceso de admisión para el año próximo y lo que buscamos es tener estudiantes con los cuales trabajar el año entrante.

Ciertamente que el análisis social debería centrarse en la propuesta educativa que todo establecimiento realiza para que se pueda elegir con criterio cierto y no ciego. La educación es tema de discusión en la calle o en el café, realizamos seminarios y encuentros para descubrir sus desafíos y mejoras; pero el lugar privilegiado en donde se define totalmente la educación como proceso es en la sala de clases, allí donde el docente con vocación educativa realiza su propuesta, es decir la propuesta educativa del establecimiento. La promesa educativa que la institución hace a los padres y jóvenes que ingresan a sus aulas la produce, en una buena parte, el docente convencido y convincente de su trabajo.

Cuando los papás estamos buscando un colegio para nuestros hijos soñamos con muchas propuestas que le sirvan en su crecimiento; cuando terminamos el camino en algunos de los momentos tanto de la enseñanza preescolar, básica o media miramos lo que se ha logrado con ellos.  El sello es fuerte, si se ha logrado transmitir los valores y criterios de vida y acción en las personas en crecimiento y, como solemos decir, se ha educado más que “formateado”.

Volviendo a la pregunta realizada al inicio de este artículo, ¿tiene la respuesta?  Creo que sería interesante poder comentarla o por lo menos si no llegamos allí, al menos pensarla para no dejar pasar la oportunidad de visualizar qué queremos con la educación de nuestros hijos, de nuestro país, para ahora y para el futuro.

 

No se pudo obtener indicadores desde Banco Central


by CODENOVA
February 2018
S M T W T F S
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 1 2 3